• DOMINGO,  25 FEBRERO DE 2024

Salud  |  12 marzo de 2023  |  12:00 AM |  Escrito por: Germán Estrada Mariño

Sentido de vida ¿qué le da verdaderamente sentido a la vida?

0 Comentarios

Imagen noticia

Podemos vivir con propósito

Por Germán Estrada Mariño

La cuestión de sentido de vida ha sido una de mis mayores obsesiones académicas, existenciales y vivenciales que me han inquietado desde temprana edad debido a múltiples perdidas situaciones adversas y traumáticas en una infancia que no fue un cuento de hadas.

Tratando con la depresión y el sufrimiento diario me he obsesionado en profundizar en llevar a mis pacientes en psicoterapia a encontrar a un sentido particular y único a cada una de sus vidas.

Considero hoy más que hace 10 o 15 años, que la depresión remite o se erradica cuando evitamos las recaídas y ello se logra cuando el ser humano puede pasar de ser víctima a héroe de sus historias. Ello significa para de la victimización y de preguntarse por qué me pasa esto autocompadeciéndose de sí mismo a por qué me pasa esto y qué aprendizajes y enseñanzas me deja esta situación.

Enfoca tu energía, mientras lees este artículo, en pensar y escribir al menos tres experiencias negativas que consideres te han marcado en el pasado (abusos, maltratos, perdidas, duelos, muertes, quiebras económicas, robos, enfermedad, catástrofes naturales entre otros).

Ahora piensa con los ojos cerrados y en un lugar en silencio si eres la misma persona ahora que hace 5, 10 o 15 años y como han cambiado tus emociones tu forma de ver el mundo y tu personalidad.

Date cuenta e identifica como cada experiencia pasada ha contribuido a estructurar las cualidades debilidades miedos, deseos, frustraciones, debilidades y defectos que hoy te caracterizan.

Enseguida piensa con base en esa persona que ha sufrido qué tipo de persona quisieras ser para encontrar tu paz y tu felicidad profundas y para trascender y ser héroe de tu historia y no víctima o consecuencia de la misma.

Despréndete de los resultados que generan odio y no pienses en que quieres tener poseer o representar sino piensa en los valores que quisieras ver en ti mismo (a)

Piensa “quisiera ser una persona menos malhumorada, más tolerante, o talvez más generosa, más compasiva o quisiera tener la humildad que tanto aborrezco no ver en otros. Quisiera ser más humilde, o menos machista que mi padre”.

Date cuenta que muchos errores que odias o aborreces y te irritan de los demás son características muy tuyas, aunque te cueste a veces reconocerlo. Escríbelas para que puedas identificarlas y transformarlas tomando conciencia plena de ellas.

Escribe ahora en qué tipo de ser humano y 5 cualidades en las que desearías convertir tu nuevo ser.

Estas cualidades las empezaras a cultivar desde ahora para lo cual pegarás las 5 cualidades en físico en un papel adornado por ti mismo con tus colores favoritos, en un lugar visible de tu hogar, habitación, en tu nevera o donde las puedas ver y leer a diario.

A la hora de morir en agonía o cuando las personas pasan por enfermedad terminal, por accidentes graves, o cuando  se encuentran con experiencias cercanas al único hecho que es una certeza, que es la muerte, a menudo, esas personas cambian su sentido de vida en los últimos momentos o resignifican  lo que representa  su escala de valores, su visión de la vida se  replantea ya que al borde de la muerte el ser humano suele ver las cosas desde otra perspectiva y es allí cuando le empieza a dar valor a lo realmente importante.

A menos que puedas llevarte algo más allá de la muerte, no tienes nada en absoluto, tus manos están vacías declaró el príncipe Siddhartha al renunciar a su palacio y comodidades para vivir una vida libre de ego. Considera que, si bien no tienes que volverte un desafortunado indigente o un completo descuidado de sí mismo, lo único que te llevarás será lo que le hayas dado al mundo. a los otros a tus seres queridos y a los no queridos. Lo demás se desvanece y se convierte en polvo, tu propio cuerpo y todas tus posesiones que ilusionas poseer para siempre cuando ni siquiera tu vida misma la posees ni te pertenece.

Lo lamentable de esto es que a veces es demasiado tarde como en un accidente de tránsito mientras agonizas en una ambulancia, o tras un asalto, un accidente, una balacera o un terremoto inesperados y súbitos, para ponerse en paz e irse de este mundo con trascedencia y no con remordimiento, culpas y cargas que no tendrán vuelta atrás. Aún estás a tiempo de darle un sentido a tu vida si estás leyendo conscientemente este texto dominical y si en realidad te comprometes con crecer como persona.

El hombre necio crece en tamaño no en sabiduría y el hombre sabio se reinventa y crece en conciencia, reflexión, autocontrol y autocrítica.

El hombre es el único animal, la única especie inteligente capaz de reinventarse de reflexionar sobre sus acciones y sobre las hipótesis y posibilidades, y, en consecuencia, el único capaz de lograr a través de la introspección y el autoconocimiento una trasformación de su manera de ver, percibir el mundo, de sentir, pensar, de comportarse y de relacionarse.

Escribe ahora tres comportamientos autodestructivos que, aunque te cueste reconocer o hayas intentado cambiar sin éxito, sabes con humildad y sabiduría que te han afectado, tres malos hábitos, vicios o malas prácticas, tres debilidades o tres patrones que has repetido una y otra vez. Si eres capaz de hacer esto ya estás en autoconocimiento y trasformación.

Ahora escribe 5 personas con la que debes ponerte en paz antes de morir si supieras que te quedan exactamente desde este instante 24 horas de vida. Contempla y planea que harás para lograr esa paz con cada una de ellas y que por soberbia no les has dicho aún.

¿Hay algo que perdonar? Ponte en paz con ellas.

Escribe 5 situaciones que perdonar y escribe el nombre de la persona y que le perdonas. Cierra los ojos, respira profundo y con la exhalación deja salir toda tu rabia, dolor y envíale los mejores deseos a esa persona para que también encuentre paz sabiduría y compasión en su corazón.

Darle sentido a la vida se trata de vivir con un propósito y es el de ejercer los valores que escribiste al comienzo y que representan lo que quieres ser para ser mejor ser humano antes de partir de este mundo cuando menos lo pienses.

Se nos invade en los medios y el internet, sobre la necesidad de tener, de parecer, de presumir o de aparentar para ser felices y necesitar muchas cosas, posesiones y bienes, pero esto no permite por estar ciegos en la a sociedad de consumo y   de las ventas de las grandes empresas invitarte a pensar si eres feliz con lo que tienes, si te sientes solo o sola o si sientes que tu vida es útil y trasformadora para la sociedad. Eso no vende porque no esclaviza ni se puede simplemente comprar.

Tanto líderes espirituales como Jesús y Buda y grandes héroes de la humanidad que pasaron situaciones adversas promovieron que solo se logra felicidad cuando el hombre es capaz de vivir persiguiendo el valor del amor por los demás.

La compasión, la empatía, la piedad, la tolerancia, la misericordia, la generosidad, la escucha y la solidaridad entre los hombres son consecuencia de una vida con sentido, en la que cualquier cosa que hagas la haces bajo los valores que quieres representar y no en procura de tu vanidad tu estatus, el crecimiento de tu cuenta bancaria o tu ego narcisista y egocéntrico.

La sociedad de consumo nos invita a ser egoístas, envidiosos, competitivos, individualistas, ambiciosos y poco solidarios. Si doy pierdo en vez de si doy aporto al mundo y así estamos educando y modelando a los niños una sociedad cada vez más insensible. Luego nos preguntamos por qué tantos y tantos suicidios cuando hacemos parte de esos antivalores a diario.

Culpar a los gobernantes no sirve de nada si eso no lo acompañamos de una transformación en nuestras propias vidas y entornos.

El arte de amar se basa en la premisa de dar y no de recibir. El arte de amar es el arte de negarse a sí mismo para hacer feliz a otro. Lo opuesto es amor narcisista, instrumental o transaccional que en últimas no es amor verdadero cuando solo busca el propio beneficio.

En terapia de familia y pareja se debe buscar que las personas sean capaces de dejar de esperar que el otro cambie y empezar a dar aquello que esperan recibir de los demás seres humanos de quienes se sienten víctimas. Solo así rompemos círculos viciosos de soberbia orgullo y resentimiento y venganza.

El resentimiento, la venganza y el odio surgen como consecuencia del apego al propio ego y al desconocimiento de las necesidades y emociones de los otros.

Si nuestras relaciones son instrumentales y solo esperamos encontrar atención, compañía, conveniencia, paga o favores en realidad no amamos a nadie más que nuestro propio ego narcisista necio y soberbio.

“El hombre que reconoce ser un hombre necio es en realidad un hombre sabio pero el hombre que se cree sabio es en realidad un hombre necio” (Siddhartha Gautama B)

Solo una vida para los demás merece la pena ser vivida.

Los chicos al salir de la escuela secundaria suelen preguntarse qué quiero hacer, qué quero tener y cómo puedo adaptar una carrera a mis ambiciones en lugar de buscar primero conocerse a sí mismos y vivir con vocación y sentido basados en los valores de lo que quieren ser y no hacer o tener.

Si lo que sea que hagas lo haces con amor y compasión podrás experimentar que, a pesar de las dificultades económicas, laborales, sociales, matrimonial o cualquier otra adversidad, todo es más llevadero si has cultivado el amor y la compasión con tus semejantes.

Desde la oración profunda y una relación con Dios o con quien quieras creer que se base en ser mejor persona y no solo en recibir en premio de la salvación, hasta la meditación, la introspección y la psicoterapia son formas de transformase a si mismo para buscar ser mejor ser humano.

Es cuestión de desarrollo moral no de hacer sacrificios sin vocación para ganar la anhelada vida eterna o llegar a un paraíso que solo se ve como recompensa sin pensar realmente en los demás

Al final todos buscan lo mismo, aunque no lo reconozcan amor y se confunden en el camino distraídos por las trampas del ego y el apego.

Si piensas y buscas solo en la recompensa de cada acción que realizas, en realidad no hay sentido en tu ser porque navegas en el terreno del ego y allí se pierde la premisa de dar amor por al amor mismo mas no por el resultado que puedas obtener de este amor. EL AMOR ES ENTONCES UN FIN EN SI MISMO, NO UN MEDIO.

Conquista al hombre airado mediante el perdón

Conquista al hombre avaro mediante la generosidad

Conquista al soberbio mediante la humildad y así con cada cosa que te irrite se un faro y no un perpetrador del conflicto.

La competitividad y el egoísmo han llevado al hombre a guerras, barbarie y muerte y el mundo no necesita más guerras que se repiten una y otra vez ni más violencia.

Desde Gandi hasta Mandela y Martin Luther King encontraron que solo a través de la compasión y la generosidad podían encontrar la autorrealización y la felicidad plena, aunque viviesen modestamente y sin lujos, pero con más paz y un corazón lleno, sin vacíos, pero repleto de satisfacciones y autorrealización porque dejaron una huella en este mundo. Fueron semillas de amor y compasión que inspiran muchos.

Los bolsillos se llenan más fácilmente que los corazones.

Mientras tanto es fácil advertir en la historia de industrias como Hollywood como grandes estrellas como Marilyn Monroe, Michael Jackson, Elvis Presley, Amy Wanehouse, kurt Cobain, diego Maradona entre tantas otras personalidades ricas, talentosas, exitosas, famosas, se sentían muy vacías en su corazón y murieron sin poder contemplar una vida con mayor sentido descubriendo que nada de ello les daba el amor que tanto necesitaban.

La ausencia de sentido está asociada en salud mental a sentimientos crónicos de vacío, a mayor disposición a trastornos depresivos, a adicciones, a conductas compulsivas y autodestructivas y a relaciones tóxicas, dependientes y destructivas.

Sé el cambio que quieres ver en el mundo declaro Gandhi.

Si no te han diagnosticado una enfermedad terminal termina el ejercicio escrito haciendo una lista de 10 cosas que te propones a hacer desde ahora para transformar tu existencia y sentir que te conviertes en el ser humano que siempre has querido ser pero que las trampas del ego y el apego no te han permitido descubrir.

Finalmente, si te has equivocado, has cometido delitos, abortos, robos, estafas o has insultado y dañado a otros aún estás con vida para pedirles perdón y con humildad mostrar arrepentimiento. A su vez, en vez de lamentarte o quedarte con tu soberbia y orgullo escribe por último cada falta grave en tu vida y al frente en un cuadro de dos columnas una acción, un compromiso, una penitencia que beneficie a otros y que haga bien opuesta a cada falta que reivindique tu ser. Estas a tiempo si tiene vida y salud solo necesitas conciencia, humildad y voluntad.

Si has atropellado animales o has cogido algo que no era tuyo considera ahora en cuidar otros animales y hacer una obra de caridad.

Si murieses mañana sería demasiado tarde, pero la muerte no avisa y aún talvez estés a tiempo de empezar a vivir una vida con sentido y morir en paz y con trascendencia el día que te toque y que no avisa.

Perdónate y perdónate. Antes de criticar analízate y perdónate.

La comprensión es la base del amor y del perdón.  Si hay comprensión surgen la empatía, el amor y La compasión.

 

Germán Estrada Mariño

Psicólogo clínico, psicoanalista psicoterapeuta.  Universidad nacional de Colombia

Líder campaña voluntaria y gratuita de prevención del suicidio basada en el sentido de vida.

Perito forense.

Whats app campaña suicidio y consultas: 316 4502080

[email protected]

 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net