• JUEVES,  22 AGOSTO DE 2019

Editorial  |  15 abril de 2019  |  09:38 AM

Asociatividad para superar la crisis

0 Comentarios

Imagen noticia

La semana pasada se registró un hecho económico que pasó desapercibido para muchos, pero que es la simiente de la superación de parte de la crisis que vive el Quindío, que en el 2018 volvió a ser primero en desempleo nacional.

En Salento, pequeños productores y emprendedores participaron del primer encuentro con empresarios de los sectores hotelero y gastronómico del municipio en una rueda de negocios denominada ‘Promoción Quindío’. La iniciativa busca encadenar el sector primario de la producción con el sector turístico del departamento, y nació del gobierno departamental.

En otros términos, que hoteles, restaurantes y negocios similares que atienden turistas, adquieran, a través de convenios bien sustentados, los productos que necesitan, sobre todo aquellos que provienen del campo, a los productores del Quindío. Si esta cadena se logra, las ganancias son inmensas y el problema del desempleo empezaría a superarse.

Comprarles a los campesinos del Quindío, directamente, todos sus productos para todos los hoteles y restaurantes, sería una solución enorme para empezar a superar la crisis económica. Hablamos no solo de adquirirles los plátanos y bananos, sino todas las frutas que se producen en la región: naranja, mandarina, limones, papayas, piñas, moras, guanábanas, guayabas, lulos, mangos, maracuyás, granadillas, en fin. Y todas las verduras que se están sembrando en las casi 1.000 huertas que ha promovido e instalado el gobierno departamental en el campo. De allí surgen todas las verduras y hortalizas necesarias: cebollas, lechugas, tomates, zanahorias, yucas, arracachas, cilantros, papas, criollas, aguacates, en fin.

En los hoteles y restaurantes, como en las tiendas de café se deberían consumir solo cafés sembrados y procesados en nuestras fincas. Hoy, hay más de 150 marcas, registradas y no registradas, de cafés molidos y tostados en nuestra región.

Pero también los productos lácteos de los hatos de la región: leches, yogures, quesos, mantequillas y otros derivados. Lo mismo las carnes de res y de cerdo, que todas deberían de provenir de las fincas del Quindío, pasando por Frigocafé, la empresa industrial procesadora que presta este servicio a ganaderos y cultivadores de cerdos del departamento. Y los pollos y huevos deberían de comprarse a las granjas de nuestro departamento, que las hay y muy buenas. Como los peces que se cultivas en varios lagos de las fincas nuestras. Igualmente las conservas, tanto de frutas como los llamados encurtidos y similares.

En el mismo sentido, promover la constitución de empresas y cultivos de otros alimentos que no se producen en la región en forma más avanzada, como el maíz y el fríjol. Y crear pequeñas empresas familiares, con mujeres cabeza de hogar, para la producción de lencería para hoteles y restaurantes.

Todo esto es posible solo si sobre unos y otros media una política seria y contundente de asociatividad. Los productores solos no pueden. Primero deben conocer a sus clientes potenciales, y por eso fue importante la rueda de negocios organizada por el gobierno departamental en Salento la semana pasada. Pero no es suficiente.

Hay que organizarse muy bien, asociarse, planear la producción y hacer convenios de compras y suministro. Y, para eso, debería servir la secretaría de Agricultura del departamento, de un lado, y la propia secretaría de Turismo, Industria y Comercio. Ya están creadas, tienen claros los objetivos, pero debe haber mayor contundencia en el actuar. Y sobre todo, continuidad.

El próximo gobierno debe continuar con esta política, afirmarla, porque la solución a la crisis estructural que nos ha dejado la caída del café, solo es posible con un trabajo de unidad: empresarios, academia, campesinos, productores y gobierno. Y el liderazgo lo deben ejercer las dos secretarías mencionadas: Agricultura y Turismo.

 

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2019 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net