• VIERNES,  24 MAYO DE 2019

Editorial  |  23 abril de 2019  |  12:00 AM

Turismo responsable

0 Comentarios

Imagen noticia

La Semana Santa de 2019 en el Quindío fue de nuevo y como viene sucediendo en los últimos años, la misma historia en relación con los problemas de movilidad vehicular, de higiene y de medio ambiente en cuanto al sector turismo se refiere.

Las experiencias que cada Samana Santa, vacaciones de mitad de año, de octubre y de fin de año dejan los enormes trancones y el colapso vehicular en los municipios de Salento y Filandia y ahora en Pijao, Circasia y Montenegro solo han servido para reacciones de momento, para los balances donde las pocas propuestas para remediar en algo la situación quedan en el papel, en los lamentos y en las promesas que se apaga en menos de una semana y pare de contar.

Cada año, un mes o quince días antes de las épocas de descanso se toman medidas de “choque” por parte de los entes gubernamentales tanto municipales como departamentales para supuestamente evitar las congestiones viales, sobre todo en las localidades más apetecidas por los turistas: Salento y Filandia.

Pero esas propuestas solo quedan en medidas sin ninguna trascendencia, medidas que el viernes antes del Domingo de Ramos se van de vacaciones de Semana Santa para regresar el lunes de Pascua con la misma retórica de cada año, un balance fallido pero de nuevo prometedor.

Levantar el pico y placa, aumentar el pie de fuerza pública en las principales carreteras de acceso al Quindío y en zonas urbanas son las dos únicas medidas con las que el departamento y los municipios hacen turismo “responsable”. Es decir los trancones y el daño ambiental que se genera en cada temporada vacacional, no han tenido ni tienen eco en una clase dirigente que no asume su papel con un territorio que clama a gritos una intervención seria para verdaderamente asegurar a la región como un destino turístico de primera clase y no en el imaginario como muchos nos los quieren vender.

Y para aumentar el despelote, en Armenia se reinician las obras de reparación de sus principales vías en Semana Santa. Claro que los turistas ya comentan que siempre que vienen a la capital quindiana hay trancones por el eterno arreglo de sus vías.

Dos puntos para destacar en la Semana Santa, la seguridad en las principales carreteras en materia de prevención de accidentalidad, y la puesta en marcha de programas culturales gestados sobre todo con mucho profesionalismo por la compañía Teatro Azul de Armenia.

En todo caso, en materia de movilidad, organización y gastronomía seguimos abonando terreno para matar la gallinita de los huevos de oro. Hace falta como dijimos al principio políticas relacionadas con un turismo responsable. Salento y Filandia se vieron de nuevo saturadas de vehículos. No se ha implementado una medida, como se ha proyectado y prometido miles de veces, para regular la entrada de automotores a estas localidades, ni se han tomado las medidas necesarias, indispensables para atender en materia de servicios públicos a los visitantes que llegan por cantidades a estas poblaciones, en donde las instalaciones sanitarias, hospitalarias, alcantarillado y agua potable fueron elaboradas con capacidad para los habitantes de las localidades. Es de recordar que Salento en una época no muy lejana era uno de los municipios quindianos que presentaba decrecimiento poblacional y por lo tanto no requería mayor inversión en el área de servicios públicos.

De seguro en las elecciones de alcaldes y gobernador que se aproximan se tendrá de nuevo como caballito de batalla las propuestas de solución para un turismo ordenado y responsable en Salento y Filandia, y en general en el Quindío. Es cierto que este reglón de la economía, que en los últimos años nos ha dado la mano ante la caída de los precios del café, se podría convertir en un potencial para región, pero asimismo, si no nos ponemos serios con planes y proyectos de gran envergadura, que se lleven a la práctica, que en lugar de desacreditar acrediten la zona, nos vamos a quedar solo con el cuento de que somos uno de los primeros sitios turísticos de Colombia.

 

 

 

 

PUBLICIDAD

Otras Noticias

Comenta este artículo

©2019 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net