• VIERNES,  24 MAYO DE 2019

Columnistas  |  16 mayo de 2019  |  12:00 AM |  Escrito por: Ana Catalina Velilla Moreno

Espíritu femenino

0 Comentarios

Ana Catalina Velilla Moreno

Por Ana Catalina Velilla y Luis Santiago Correa

Compartimos una proclama que rescata la importancia del componente femenino humano, basada en el hermoso texto de Julia Ward, que en 1870 dio origen al Día de la Madre:

Despertemos nuestros corazones. Ya sea que estemos riendo o llorando, convirtámonos en hermanas y madres como una gran Red que cubre y protege la Tierra.

Actuemos para que el espíritu del odio y de la guerra no nos gobierne. Nuestras parejas no vendrán a nosotros buscando aplausos por obras violentas. La sangre no borra la deshonra, ni la violencia genera superioridad o posesión.

Nuestros hijos no olvidarán que el camino de la paz es no responder al desamor con desamor. La compasión está en la incondicionalidad de la madre que habita en todos. Que nuestros hijos y los hijos de sus hijos, puedan descubrir en los demás seres humanos de todos los países: la alegría, la bondad y el respeto por la vida.

Las mujeres y la energía femenina del planeta que está también en todo hombre, no permitirá que estas y las siguientes generaciones sean entrenadas para lastimar a los hijos de otros, que son los propios hijos de la humanidad entera. El amor abre caminos para desmaterializar el miedo, la venganza y la codicia de un falso bienestar egoísta.

Volvamos a cultivar y a cuidar la tierra y a sus seres, en lugar de destruirlos. En nombre del espíritu femenino, armonicemos nuestro propio espíritu masculino para la solución de los desafíos planetarios. Bendecimos la creación y la gran alianza que comienza.

 

PUBLICIDAD

Otras Opiniones

Comenta este artículo

©2019 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net