• LUNES,  24 FEBRERO DE 2020

La Guaca  |  02 enero de 2020  |  12:00 AM

Posesión sin protocolo

0 Comentarios

Posesión-Roberto Jairo

La posesión del gobernador Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas tuvo un lunar, propiciado por el propio mandatario entrante. En la tarjeta de invitación y en los comunicados de prensa del gobernador entrante se anunció que el traje con que deberían acudir los invitados al acto de posesión era guayabera blanca, para los hombres, y vestido o blusa blanca para las mujeres. Siguiendo ese protocolo, todo el mundo fue vestido así, con muy pocas excepciones. Casi el único que no siguió el protocolo fue el propio gobernador Jaramillo, que fue vestido de traje, con corbata, lo mismo que su hijo y sus secretarios del Interior y de Planeación. Se veía muy ‘disparejo’ al gobernador saliente Carlos Eduardo Osorio, de guayabera blanca, siguiendo el protocolo, al lado del gobernador entrante Roberto J. Jaramillo, de traje y corbata.

Posesión sin protocolo II 

Cuando hablaba el gobernador Jaramillo, en su discurso central, ingresó a la plaza Bolívar de Pijao la gobernadora del Valle del Cauca, Dilia Francisca Toro. Llegó a la tarifa y fue ayudada a subir a ella por el secretario del Interior Eduardo Orozco Jaramillo. La señora Toro empezó a saludar a las personas que acompañaban el acto, mientras el gobernador seguía hablando. Este cayó en la cuenta y paró su discurso. En el mismo momento, la señora gobernadora también cayó en la cuenta y paró su ‘saludadera’, y se sentó al lado del gobernador saliente. A propósito de Dilia Francisca Toro, muchas personas entre el público se preguntó por qué la gobernadora saliente del Valle del Cauca estaba allí, si no iba a gobernar a la par que Jaramillo Cárdenas. Y algunos, con sorna, respondieron: ‘porque es una de las patrocinadoras de la campaña de Jaramillo a la gobernación del Quindío.

Posesión sin protocolo III 

En los saludos protocolarios se hizo alusión a varias personas que no estaban en el acto de posesión del gobernador Roberto Jairo Jaramillo. Se saludó al representante a la Cámara Luciano Grisales Londoño, que no estaba allí. También se saludó al obispo de Armenia, monseñor Carlos Arturo Quintero Gómez, que no fue al acto. Y se saludó al representante a la Cámara Diego Javier Osorio, a quien tampoco se vio por la plaza. En cambio, brilló por los elogios que se le hicieron el senador de Caldas Mario Alberto Castaño Pérez, quien tuvo el honor de ponerle la banda gubernamental al odontólogo Jaramillo Cárdenas.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net