• MARTES,  18 FEBRERO DE 2020

Armenia  |  14 febrero de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Rubiela Tapazco Arenas

Familia de accidentados en ascensor de la funeraria Los Olivos pondrán acciones jurídicas contra dicha empresa

0 Comentarios

Imagen noticia

Recursos jurídicos emprenderá la familia León Giraldo afectada por el accidente de su progenitora y un sobrino, quienes resultaron lesionados de consideración al desprenderse el ascensor de la sala de velación Los Olivos, ubicada en la carreta 13 en el centro de Armenia.

La caída del ascensor no solo causó lesiones de consideración a estas tres personas, también produjo traumas psicológicos a los lesionados y a sus familiares, dicen que es inaceptable que una madre no pueda acompañar a su hijo en la velación, por la ocurrencia de un hecho tan lamentable e inesperado como el sucedido.

Alba Lucia León Giraldo, hija de la dama Aleyda Giraldo, víctima de este hecho, dijo que su familia rechaza la actitud asumida por directivos de la funeraria Los Olivos, quienes les endilgan la responsabilidad del accidente sufrido por su mamá, su sobrino y una empleada de dicha empresa.

Por su parte, Lilia Inés López, usuaria del servicio y nuera de la señora afectada, se queja por la carencia de rampas para el desplazamiento de las personas que asisten a las velaciones y señala qué en la mencionada sala, una de las representantes de la empresa se puso a la orden para que los familiares del ciudadano fallecido se movilizaran sin inconvenientes por sus espacios en el segundo piso e hicieran uso del equipo sin tener en cuenta que podría causar una tragedia.

La funcionaria puso a disposición de estas personas, el ascensor que tienen para subir o bajar a los visitantes con dificultades de movilidad y así fue como hicieron uso de la plataforma en la que se produjo el accidente de las tres personas, que se subieron a ella, confiadas de su buen estado de mantenimiento.

Preocupa que en este tipo de lugares no faciliten la movilidad de los adultos mayores y que las autoridades no se percaten de los peligros que corren quienes acuden a las velaciones, teniendo en cuenta la cantidad de barreras arquitectónicas existentes en estos establecimientos.

Por su parte, para Marta Isabel León, hija de la señora accidentada y madre del joven que la acompañaba, la experiencia fue impresionante, dijo que vio caer a los dos mayores tesoros de su vida, como lo son su mamá y su hijo, al vacío, “fue como tirar una canastilla de huevos desde un segundo piso, empezamos a gritar desesperados y fuimos auxiliados por un médico que pasaba por el sector”.

Nunca la familia fue negligente al permitir que nuestra madre y mi hijo hicieran uso de dicha plataforma, como ahora lo quieren hacer ver los encargados de la empresa que dirige la sala de velación Los Olivos, puntualizó la señora León Giraldo.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net