• SÁBADO,  04 FEBRERO DE 2023

Región  |  25 noviembre de 2017  |  12:00 AM |  Escrito por: Rubiela Tapazco Arenas

Vigilancia estricta ejerce la autoridad ambiental con relación a los transformadores de energía sin registro

0 Comentarios

Imagen noticia

El departamento del Quindío será el primero en Colombia que cumplirá con la meta de erradicar los transformadores de energía que contengan Bifenilos Policlorados (Pcbs) es decir, sustancias peligrosas para su funcionamiento.

Hasta el 2019 tienen plazo los propietarios de transformadores de energía ubicados en sector rural del departamento del Quindío, para salir de ellos, debido a su alta peligrosidad, indicaron las autoridades ambientales que cumplen estricta vigilancia al respecto.

“En la actualidad la Corporación Autónoma Regional del Quindío avanza en sus actividades tendientes al cumplimiento de la normatividad en este sentido, para lo cual vela por la identificación y caracterización de los transformadores propiedad de usuarios rurales particulares, debido a que contienen sustancias toxicas y en cumplimiento de directrices del Ideam y el Ministerio del Ambiente”, puntualizó Carlos Ariel Truque Ospina, funcionario de la Subdirección de Gestión Ambiental.

Explicó el profesional que a la fecha se sabe de la existencia de 9 mil transformadores en el departamento del Quindío, de los cuales 4.500 son de propiedad de la Edeq y cuentan con registro y caracterización; es decir, se conoce el tipo de transformadores que son, el año de fabricación y la sustancia que contienen para su funcionamiento.

Agregó que la caracterización es un proceso costoso que permite determinar si fueron fabricados antes del año 2005, cuando se utilizaban Bifenilos Policlorados (Pcbs), elemento químico considerado extremadamente peligroso.

El funcionario invitó a la comunidad que cuenta con esta clase de aparatos en sus predios, a que los registren debidamente, no solo a fin de evitarse sanciones de ley, sino por la responsabilidad y conciencia que todo ciudadano debe tener en el cuidado del medio ambiente, máxime que estos equipos contienen en su interior la mencionada sustancia.

“Los propietarios de transformadores no registrados tienen la obligación de acercarse a la CRQ, llamar o tener contacto virtual con la autoridad ambiental, para solicitar la inscripción de estos aparatos, trámite que se hace a través de una plataforma especial, en la que deben diligenciarse datos puntuales”, indicó Carlos Ariel Truque Ospina .

En este sentido y como apoyo a la agilización del proceso de registro desde la CRQ se invita a la comunidad a comunicarse a través de la línea 746 06 00 o dirigirse a la sede de la Corporación ubicada en la carrera 19 N. # 19 – 55, donde recibirán acompañamiento de los técnicos de CRQ para manejar residuos peligrosos y hacer el trámite respectivo.

Sobre los Bifenilos Policlorados (PCB) dijeron expertos que son compuestos orgánicos clorados, de origen sintético, líquidos aceitosos resinosos o sólidos, de color amarillo pálido, con leve olor a hidrocarburo, los cuales poseen excelentes propiedades aislantes, larga vida útil y no son inflamables, por lo cual fueron utilizados ampliamente como fluidos dieléctricos al interior de equipos eléctricos o como constituyente de otros productos.

Se trata de compuestos que presentan alto riesgo en el ambiente, debido a su persistencia, desplazamiento a grandes distancias, biomagnificación y toxicidad.

Los PCB fueron fabricados en varios países del mundo desde el año 1929 hasta 1993, en la actualidad la fabricación de PCB se encuentra prohibida a nivel mundial debido a que se han encontrado efectos negativos sobre la salud humana y el ambiente, como el cloracné, algunos tipos de cáncer, malformaciones congénitas y problemas de esterilidad entre otros.

El Policloruro de bifenilo (PCB) está considerado según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) como uno de los doce contaminantes más nocivos fabricados por el ser humano.

La legislación actual limita el uso de estos compuestos, su fabricación está prohibida desde 1977 en Estados Unidos y desde 1983 en Alemania. Actualmente su uso está prohibido en casi todo el mundo. 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2023 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net