• LUNES,  28 SEPTIEMBRE DE 2020

Región  |  05 agosto de 2020  |  12:59 AM |  Escrito por: Edición web

Una hembra de perezoso regresó a su hábitat en el Quindío

0 Comentarios

Imagen noticia

Una hembra de perezoso de dos dedos (Choloepus hoffmanni) fue liberada por funcionarios de la Corporación Autónoma Regional del Quindío y la directora de la fundación AIUNAU en el área de conservación y manejo Bremen de la CRQ, en jurisdicción del municipio de Circasia. El ejemplar de la fauna silvestre fue rescatado por la autoridad ambiental, tras ser encontrada encima de su madre muerta. Hecho que ocurrió 13 meses atrás cuando apenas tenía cinco meses de nacida.

Para garantizar su protección y preservar su vida, el equipo de Fauna Silvestre de la CRQ la trasladó, bajo todos los protocolos para estos casos, a la Fundación AIUNAU, única en Colombia especializada en la rehabilitación de los xenartros (perezosos, hormigueros y armadillos). Este proceso se adelantó con la autorización de la Corporación Autónoma Regional del Centro de Antioquia, Corantioquia. Estas dos instituciones realizaron lo pertinente para que la hembra de perezoso recibiera los tratamientos adecuados para su rehabilitación.

El director general de la CRQ, José Manuel Cortés Orozco, explicó que gracias al trabajo articulado entre las instituciones se logró llevar a feliz término este proceso que permite disminuir la vulnerabilidad de extinción de estos individuos.

“Sabemos que el perezoso es una de las especies de la fauna que están siendo amenazadas, pues el hombre presiona mucho los bosques, el hábitat natural de estos individuos. Nosotros al lograr este proceso de rehabilitación lo que estamos haciendo es devolviéndoselo a la naturaleza para que de nuevo en interacción con otros ejemplares de la misma especie puedan reproducirse y propagarse”, indicó el representante de la autoridad ambiental.

Por su parte, Tinka Plese, directora de la fundación AIUNAU, dijo que recibió la hembra de perezoso el año anterior cuando tenía escasos cinco meses, por lo que el ejemplar estuvo en la fundación por un año y un mes en un proceso de rehabilitación física y emocional.

“En estos tiempos tan difíciles, no es tan sencillo hacer una liberación, pero lo logramos con un trabajo interinstitucional entre la AIUNAU, Corantioquia y la CRQ. Este es un ejemplo muy claro que cuando hay voluntad y compromiso verdadero hacia la conservación de la fauna silvestre se logran cambios”, expresó la directora de la fundación.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net