• MIÉRCOLES,  23 SEPTIEMBRE DE 2020

Armenia  |  16 septiembre de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Parque Uribe, abandono, olvido, soledad

0 Comentarios

Imagen noticia

Germán Rojas Arias

En 2015 la alcaldesa de Armenia Luz Piedad Valencia Franco hizo entrega de los amplios andenes adoquinados que rodean el parque Rafael Uribe Uribe, obra que bajo un costo de $175 millones de pesos se conserva en buen estado siendo la única parte dura del parque que le da vida al lugar.

Abandono

Las averiadas y envejecidas calles 28 – 29 y carreras 13 y 12 que encierran el parque contrastan con los andenes. Las plazoletas, las entradas y salidas, los senderos y los diferentes muros que conforman el parque ubicado en uno de los barrios más antiguos de Armenia, el barrio Uribe, se encuentran deteriorados, faltos de mantenimiento y atención por parte de los entes gubernamentales responsables del cuidado de este patrimonio de la ciudad.

Contrastan igualmente con el abandono, el olvido y la soledad que en la mayor parte del día se presenta en el parque, los grandes árboles, su vegetación en general, las partes blandas en donde se admira la naturaleza en todo su esplendor digna de cuidar, de brindarle la atención requerida para su conservación.

El General

La figura de Rafael Uribe Uribe, el comandante de las fuerzas liberales en la ya lejana Guerra de los Mil Días, permanece a la espera de historiadores o guías turísticos que narren a las nuevas generaciones la historia del intelectual y héroe que firmó la paz del conflicto que diezmó y empobreció a Colombia y que tuvo consecuencias fatales como la pérdida del departamento de Panamá y el canal interoceánico.

El parque que un día fuera el centro de la vida social de los armenios a mediados del siglo XX, de acuerdo con el antropólogo Roberto Restrepo, en la actualidad es poco visitado, incluso ni los domingos días en los que fieles católicos y bautistas asisten a los ritos en los templos ubicados, uno en un costado y el otro diagonalmente opuesto. Es difícil ver a personas disfrutando al interior de este pulmón de la ciudad, pero no raro porque al parque le falta el atractivo para el encuentro, el amor y la pertenencia por lo nuestro, la mano de unos gobernantes comprometidos con la ciudad y sus bienes.

Droga

Lo que si se ve, sobre todo en las noches y en algunas horas del día es a jóvenes que lo utilizan como lugar para drogarse, al igual que muchos habitantes de la calle que pasan la noche en las frías terrazas del parque al vaivén de las hojas de los árboles.

Hace varios años alguien contempló la idea que el parque Uribe sería en un futuro un agregado del corredor turístico del centro comercial de Cielos Abiertos La Calle Real, es decir que de este proyecto también haría parte la llamada calle de Sevilla.

Ojalá esta idea no se quede en sueños. Ojalá se rescate el parque Uribe para la historia, para el turismo, se recree a propios y extraños el homenaje que se le rinde al General Uribe Uribe. Ojalá que por lo menos los habitantes de Armenia se enteren que en el sector del parque vivieron las familias más prestantes y tradicionales de la Ciudad Milagro, así como de las casas quintas construidas a sus alrededores. Ojalá se enteren que en el mismo sector en una de esas viejas casonas se encuentra la Casa Museo Musical del Quindío.

El parque Uribe requiere atención material de la mano de proyectos sociales, recreativos, culturales que lo hagan atractivo para el deleite de los armenios y los visitantes.

La visión turística de nuestros dirigentes y empresarios tiene que ir más allá de los reiterados lamentos por la baja ocupación hotelera.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net