• JUEVES,  06 MAYO DE 2021

Medio Ambiente  |  18 abril de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: Rubiela Tapazco Arenas

Con proyecto para tratamiento de aguas en Llanogrande, Salento, investigadores ganaron Premio Latinoamérica Verde

0 Comentarios

Imagen noticia

El Grupo de Investigación en Ciencia Aplicada para el Desarrollo de la Ecorregión, que lidera el profesor-investigador Fernando Gordillo Delgado, de la Universidad del Quindío, obtuvo reconocimiento por el proyecto de “Planta de tratamiento de agua residual-PTAR, ganador de los Premios Latinoamérica Verde en su versión 2021.

El proyecto uniquindiano fue seleccionado entre las 500 mejores iniciativas con impacto social y medioambiental positivo para Latinoamérica, reconocidas en el marco de 10 categorías acordes con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, por lo que se le otorgó el puesto 15 en la categoría y el lugar 278 de la clasificación general de los premios.

 

Este logro permite recordar que por segundo año consecutivo, la Universidad del Quindío es galardonada en el importante evento, en el que los proyectos acompañados y asesorados por la Unidad de Emprendimiento, Desarrollo Empresarial y Negocios, han podido evidenciar el impacto y compromiso con la sociedad y el desarrollo sostenible.

La Planta de Tratamiento de Agua Residual para el beneficio del café, ganadora del concurso, utiliza procesos de oxidación avanzada que permiten reducir la carga orgánica contaminante producto del beneficio del café.

 

Lo más trascendental del proyecto, es que se trata del producto de varios años de investigación en materiales, cuyos resultados apuntan a la solución de una necesidad real de la comunidad campesina ubicada en la vereda Llanogrande del municipio de Salento, en el Quindío, dedicada a la producción de café orgánico con valor agregado.

Los expertos explicaron que se trata de un primer tanque en el que se vierte el agua residual, se realizan procesos de floculación y filtrado; una gran cantidad de sedimentos se precipitan y otros pocos se cuelan a través de mallas de rendija muy pequeña.

 

El agua se mueve hacia un segundo tanque en el que se disponen placas de acero recubiertas con dióxido de titanio y óxido de hierro las cuales, al recibir la incidencia de la radiación solar, producen la oxidación avanzada que comienza a reducir la carga orgánica contaminante.
 

Finalmente, el agua se deja pasar a un tercer tanque o caja de control para supervisar su calidad, todo con un sistema semiautomático co-diseñado e implementado entre ingenieros electrónicos de la Uniquindío y campesinos locales de la Asociación de Cafés Especiales, “Cordillera Salento”, liderada por el señor Luis Enrique Obando, en desarrollo de una forma de extensión desde fuera hacia dentro de la Universidad, es decir, la ecología o diálogo de saberes en plena acción, convirtiendo el proyecto en una iniciativa ejemplar para el desarrollo local sostenible.
 

Se destaca que con el método, se disminuye en casi un 70 % la demanda química de oxígeno (DQO) del agua que se obtiene luego del proceso de filtrado y floculación y en casi un 90 % la demanda biológica de oxígeno (DBO).
 

Según la doctora Andrea Gómez Escudero, líder de la Unidad de Emprendimiento, Desarrollo Empresarial y Negocios de la Universidad del Quindío y principal dinamizadora de procesos de transferencia e innovación en la institución, “este reconocimiento ha sido el resultado del trabajo colaborativo realizado entre los investigadores del grupo GICADE y los equipos institucionales para la transferencia de conocimiento”.
 

Además, Gómez Escudero indicó que la iniciativa en 2017, fue premiada en el marco de la mencionada convocatoria “Ideas para el cambio”, lográndose la construcción de tres prototipos operantes y postulándose, ese mismo año, a la convocatoria INNPULSA PIPM 17, para el apoyo de la protección de invenciones con potencial de mercado.
 

En 2019, se concedió al proyecto la patente de invención y se logró participar en la Convocatoria “Sácale Jugo a tu Patente”, versión 2.0, impulsada por MinCiencias, que busca promover la explotación, comercialización y transferencia de las invenciones protegidas o en proceso de protección y que, además, apoya el alistamiento tecnológico y la gestión comercial de las patentes. Allí, el proyecto quedó seleccionado entre los 75 finalistas.

En 2020, se realizaron actividades en torno a la difusión del proyecto y su presentación ante diferentes actores claves de los ecosistemas de emprendimiento e innovación y el gobierno local.

En ese contexto, fue seleccionado por la Mesa de Economía Circular para hacer parte de su base de datos, con el fin de ser presentado ante el Gobierno Nacional.

 

Adicionalmente, se produjeron los primeros encuentros para la divulgación y retroalimentación con la Secretaría de Agricultura del Quindío, el Comité de Cafeteros y la Corporación Autónoma Regional del Quindío, en un proceso de interrelacionamiento, liderado por profesionales UEDEN.

Para la Universidad del Quindío, obtener en el 2021 el premio Latinoamérica Verde, constituye un gran orgullo y revela los alcances de la Tercera Misión Universitaria, una forma de construir colaborativamente alternativas de desarrollo social, basadas en ciencia aplicada, en este caso la promoción real de diálogos entre los saberes campesinos y el saber científico para coproducir procesos y contribuir al desarrollo territorial.

 

Se trata, de una verdadera convivencia de saberes, de transferencia de conocimientos e innovación que fortalece el compromiso académico de incubar solidaridad como respuesta de la universidad pública a las demandas sociales.

El evento busca dinamizar y estimular procesos vinculados a la Economía Circular, en los que se integre la rentabilidad económica con el desarrollo socioambiental sostenible y promover la producción amigable con el ambiente.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net