• DOMINGO,  22 MAYO DE 2022

La Guaca  |  13 diciembre de 2021  |  01:29 AM

Reactivación económica con el bolsillo de los contratistas I

0 Comentarios

Imagen noticia

Reactivación económica con el bolsillo de los contratistas I

Ni la Gobernación del Quindío ni las alcaldías municipales tienen una propuesta clara para la reactivación económica después del covid 19. Desde los planes de desarrollo, los gobiernos de turno especularon con el diseño de estrategias para recuperar las economías locales, fortalecer los clústeres, atraer inversión y mejorar el ingreso de las familias.

Poco se ha visto de los proyectos e inversiones de los gobiernos locales. Pasan los meses, se promocionan las acciones de gobierno en redes sociales, se dice de muchas gestiones, pero de resultados concretos para la economía local y departamental no hablan los indicadores. De esa recuperación sectorial solo puede dar cuenta el turismo, que, si bien resulta vistoso y significativo, su impacto directo en la generación de ingreso y empleo, sumado a su aporte a la economía local, todavía tiene mucho que demostrar o reportar.

 

Reactivación económica con el bolsillo de los contratistas II

En ese contexto, la administración departamental en el periodo preelectoral del 2021 puso en marcha “las caravanas de reactivación económica” por los municipios del Quindío. Una estrategia de escaso impacto para alcanzar su objetivo de hacer reactivación; y por consiguiente con bajísima incidencia en la economía de los municipios. Por el contrario, parece tener más intención política al exhibir la fuerza de la maquinaria institucional que desfila en la caravana, para enviar un mensaje a los contendores en distintas alcaldías del departamento.

Lo realmente lo criticable de la estrategia de hacer caravanas por los municipios, es que se pretende hacer reactivación económica con el bolsillo de los contratistas que son invitados a asistir a la demostración de presencia institucional departamental. Se evidenció en ocasiones anteriores, y fue palpable en Génova el sábado anterior.

El gobierno departamental espera que funcionarios y contratistas lleguen al municipio (lo cual incluye vehículo y gasolina) a desayunar, tomar café con empanadas, almorzar, comprar en el mercado campesino y llevar artesanías para sus casas. Lo que pasa por alto es que los contratistas están igual de desplatados que los anfitriones locales. Que van a la caravana porque les toca, porque los vean en las fotos que suben a redes sociales (para que no los dejen por fuera en la próxima contratación); y para que el supervisor muestre que tiene capacidad de convocatoria.

Creemos que el gobernador está haciendo bien las cosas en muchos campos, pero sus buenas acciones se pueden borrar con el estilo de estas caravanas, a las que mucha gente está viendo como una apuesta política electoral, ajena a la verdadera intención de la reactivación económica.

 

Reactivación económica con el bolsillo de los contratistas III

En esta ocasión, la caravana del sábado en Génova, el evento falló porque hay mucho compromiso para final de año. Cuentas por pagar, obligaciones en el hogar y de estudio, regalos para la familia; y los contratistas acaso alcanzan a llegar vinculados hasta mediados de diciembre. Sumado a ello, tienen que guardar para la seguridad social de enero, en caso de continuar (para llevar los papeles del contrato antes de ley de garantías), y saben que no recibirán honorarios hasta el mes de febrero próximo.

La conclusión es que no se puede hacer reactivación económica con el bolsillo ajeno, ni demostraciones de fuerza política en época decembrina y de final de año. Y finalmente, que no existe una estrategia real de reactivación económica para el Departamento y sus municipios.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net