• SÁBADO,  18 MAYO DE 2024

Columnistas  |  17 abril de 2024  |  12:00 AM |  Escrito por: Libardo García Gallego

Pecados veniales y mortales

0 Comentarios


Libardo García Gallego

Por Libardo García Gallego

Escuchando las declaraciones del paraco Álvaro Uribe en relación con el llamado a juicio por la Fiscalía, vinieron a la memoria mis años de niñez, obligado a seguir el ejemplo de los fervientes católicos: hacer los primeros viernes, confesarse y comulgar, ir los sábados al rosario de la aurora; en esas condiciones qué pecados graves o mortales iba a cometer un niño de 8 o 10 años. Pero me confesaba, le contaba al cura que yo decía mentiras y palabras feas y él me ponía de penitencia rezar un credo y cinco padrenuestros y así quedaba en paz con Dios. ¡Qué educación tan estúpida y alienante!

Hoy los niños asesinan una persona para robarle el celular, la bicicleta, la moto o el carro; los más grandecitos ya son sicarios y asesinan por $30 o 50mil pesos. Entonces resolví hacer un listado de delitos tratando de ubicarlos entre veniales y mortales, lo cual es una tarea imposible. ¿El asesino de su propia madre y de su tía, comete pecado o no? ¿Si un microtraficante mata a sus padres, qué pecado es o eso no es pecado? ¿Será venial o mortal que un viejo viole sexualmente niñas de 12 y 13 años? ¿Quitarles las tierras a los pequeños y medianos campesinos para dárselas a los terratenientes será venial o mortal? ¿Exportar cientos o miles de toneladas de cocaína y robar y endeudar el erario público (el dinero de todos los paisanos) son venialidades perdonables? En Egipto antiguo pelaron hasta los huesos con conchas marinas el cuerpo de la matemática y científica Hypatia de Alejandría; más tarde, en nombre de la defensa del cristianismo, con la “santa” Inquisición se cometieron innumerables crímenes, por ejemplo, empalaban y torturaban a las mujeres pensantes, críticas e incrédulas, a quienes bautizaron como brujas.

En este interminable listado delincuencial hay de todo: un obispo predica desde el púlpito que matar liberales no es pecado y ese ejemplo lo siguen los líderes de la derecha, extendiendo tal calificativo a los comunistas y personas críticas e independientes; basados en esas ideas cometieron el genocidio de liberales progresistas, de la Unión Patriótica y continúan matando líderes sociales y defensores de Derechos Humanos. Algunos campesinos que viven en zonas invadidas por la guerrilla son apresados, disfrazados de guerrilleros, y asesinados por la fuerza pública, cuyo máximo jefe es el Presidente de la República, a cambio de buenas prebendas laborales; una empleada de alto rango se roba miles de millones destinados a suministrarles alimento a famélicos niños de la Guajira; los corruptos sustraen los dineros del erario para su beneficio particular, para contratos leoninos multimillonarios, para hacerse nombrar de congresistas o en encumbrados puestos de la administración pública; otros se quedan con los dineros de las EPS y construyen barrios para sí mismos, compran propiedades costosas o los consignan en paraísos fiscales. Como la corrupción cunde por todas las ramas del poder, hay magistrados y jueces que reciben de los delincuentes altas coimas para no aplicarles las leyes y declararlos inocentes.

El cinismo del delincuente Uribe es ilimitado, dizque fue Juan M. Santos el que perdonó a las Farc y condenó a las gentes de bien, como él. ¿Es gente de bien una persona que ordena o permite matar miles de campesinos inocentes bajo la presunción de que son delincuentes? De modo que el Estado puede asesinar impunemente a cualquier persona y los malos son sólo los guerrilleros que se levantaron en armas cuando les fueron cerradas las posibilidades políticas de llegar al poder y construir un Estado más justo, como el que proponía Jorge E. Gaitán. Recuerdo ahora una expresión popular: “Es como los pájaros tirándole a las escopetas”. Si la iglesia ha canonizado a tantos pedófilos y criminales purpurados, entonces que canonice también a este paramilitar hipócrita que nos manda a tirar a la basura los valores, la moral, la ética, embelecos que no dejan progresar a quienes aspiran a ello fácil y rápidamente.

Armenia, abril 15 de 2024

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net