• SÁBADO,  27 FEBRERO DE 2021

Columnistas  |  10 enero de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: Faber Bedoya

EL LIDERAZGO DE ARMENIA EN EL QUINDIO.

0 Comentarios

Faber Bedoya

Faber Bedoya Cadena

Cuando pertenecíamos al departamento de Caldas, Armenia era la ciudad líder en toda la hoya del Quindío. Desde 1908 cuando se desligó del departamento del Cauca, quedando anexada definitivamente al departamento de Caldas, ha sido una pujante ciudad de rápido crecimiento en población y en economía. Una ciudad referente. A visitar.

Armenia fue fundada en 1889, y la recién creada población quedó inscrita como un caserío del municipio de Salento. La población tuvo un crecimiento acelerado y el 20 de enero de 1890, tres meses después de la fundación, la Junta pobladora nombró como primer funcionario a Ramón Grisales, quien empezó a trabajar con la comunidad en el objetivo de elevar el título del caserío a Corregimiento. Para tal fin, el 1 de junio de 1890, la población firmó un memorial al Concejo de Salento, pidiéndole que convirtiera el caserío en corregimiento. La petición fue negada. Pero los pobladores del nuevo asentamiento no cesaron y cuando sintieron que las condiciones políticas del Concejo habían cambiado, el 18 de julio de 1890 reiteraron su petición de ser convertidos en corregimiento. Un mes después, fue aprobada esta solicitud y Armenia pudo ser corregimiento.

Armenia quedó integrada al Departamento del Cauca, al igual que Filandia, Circasia y Calarcá, por la división política administrativa que hizo por departamentos el gobierno del general Rafael Reyes. Un año después, un grupo pequeño de ciudadanos, conformado por concejales, el cura párroco y otros, solicitaron –en nombre de todo el pueblo– la adhesión de Armenia al departamento de Caldas, lo que ocurrió efectivamente en 1908.

Seguíamos dependiendo administrativamente de Caldas, pero los ímpetus independistas no cesaron, y estos tuvieron su triunfo en 1966 cuando se constituyó el departamento del Quindío y Armenia fue su capital. La Armenia fundada en 1889, e inscrita como un caserío del municipio de Salento, es hoy capital del nuevo departamento del Quindio. “Rico, joven y poderoso, como se llamó en ese entonces. Y para los quindianos, Armenia es la ciudad departamento. Que extiende allende su territorio a municipios del Valle, como Caicedonia, Alcalá y Ulloa. Es ciudad referente, a visitar. A imitar. Es la ciudad líder. Más que la gobernación. Somos el espejo de los demás municipios. Somos el evangelio que nuestros paisanos están leyendo. Nos sentimos orgullosos de nuestra ciudad.

cantar muy desafinado, han sido las últimas administraciones que han hecho todo lo posible por destruir nuestra ciudad. Más destructivas que la violencia partidista, o la del narcotráfico, que el nefasto terremoto del 99. Han corroído lo más preciado de nuestra sociedad, su honor y dignidad. Cuando han contado con todos los elementos sociales y políticos, para hacer de este terruño un remanso de paz y progreso sin igual. A la pasada administración le depositamos toda nuestra confianza, hijo de un reconocido docente, docente el mismo y que nos pasó, todos sabemos el final de esta historia. Y antes de ese mandatario, lo que pasó con la anterior y con la anterior, y así seis mandatarios que nos defraudaron en el camino. Ese no fue el legado que nos dejaron los campesinos que lucharon por convertirnos en municipio.

Pero como no hay mal que dure 131 años ni ciudad que lo resista, es el momento de arropar al mandatario de turno y cuales reyes magos, entregarle tres regalos, mejor, condiciones, para enfrentar este nuevo año, como si fuera el primer año de mandato. El mago Gaspar le trae la AUTONOMÍA para gobernar. En la toma de decisiones. La peor decisión es la que no se toma. Hacer acopio de la solvencia moral, heredada de los ancestros cuyabros y aprendida en la universidad de la vida. Demostrar quién maneja los hilos de la administración. Libres en el pensar y en el actuar. Independencia de pensamiento, criterio y acción. Sin ataduras.

El mago Melchor, le trae el TRABAJO EN EQUIPO. Rodeándose de un grupo de colaboradores que compartan ideas, sentimientos y acciones frente al presente del municipio. Conjunción de intereses y capacidades. Proyecto ciudad. Asesorías eficientes y eficaces. En especial en lo jurídico. Objetivos comunes. Acciones congruentes con los proyectos. Cohesión. Congruencia, convergencia. Unión en la diversidad. Respeto por la diferencia. Sin unanimidad cómplice.

Y el mago Baltasar le trae la ETICA. La congruencia entre el pensar y el actuar. Conocimiento y aplicación de los códigos. De los manuales de procedimientos. Se recomienda no tratar de inventar lo ya inventado y reglamentado. Del hogar se trae un equipaje de valores. En el ejercicio profesional se desarrollan, se incrementan. “lo que natura no da Salamanca no lo presta”. Lealtad. Respeto por las buenas costumbres. Compromiso con la verdad. Ausencias de componendas. Sin hipotecar la conciencia. Y para pagar entrego parcelas de la ciudad. A puerta cerrada.

Que esta festividad de los reyes magos nos traiga a todos, una invitación a ser mejores ciudadanos y mejor gobernados en nuestra ciudad líder del Quindío.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net